jueves, 26 de diciembre de 2013

Hasta Siempre

                                                                     ©Saul Leiter

Este mes ha sido un tanto complicado para mí y no había podido dedicaros más que una entrada pero no podía terminar el año sin al menos despedirme de todos aquellos grandes fotógrafos que nos han dejado a lo largo del año. Yo no se si existe un paraíso, un más allá o algo por el estilo, pero si es así estoy segura de que en ese lugar estarán disfrutando muchísimo con todos los grandes genios que nos han ido abandonando, porque aquellos que son capaces de deleitarnos y de poner un poco de color en nuestras vidas, ya sea a través de su pluma, de sus pinceles, de su música o de sus cámaras fotográficas, sin duda merecen un lugar especial en cualquier Olimpo. Nosotros los echaremos de menos pero seguiremos disfrutando de sus obras, por eso no les decimos adiós, sólo un "Hasta siempre".

Mulhem Barakat (1995 - 20 de Diciembre 2013)
El fotógrafo sirio Mulhem Barakat, de 18 años de edad, trabajaba para Reuters como colaborador  freelance. Molhem Barakat murió cuando tomaba fotos de una batalla por el control de un hospital entre rebeldes y fuerzas leales al presidente Bashar el Asad en Siria. Además de cubrir el conflicto, Barakat, que comenzó a trabajar para la agencia en mayo de este año, cubría tanto los combates como la vida cotidiana de los sirios en esta ciudad dividida, que antes del conflicto era considerada como el gran núcleo comercial del país. Mulhem Barakat sólo tenía 18 años pero ya era un gran fotoreportero.


Saul Leiter (3 de Diciembre de 1923 - 26 de Noviembre de 2013)
A pesar de que ya en 1953 Edward Steichen exhibió algunas de las fotografías en color de Saul Leiter en el Museo de Arte Moderno, cuarenta años después continuaba siendo un gran desconocido para el mundo del arte. Sin embargo la sensibilidad de Leiter al fotografiar la ciudad de Nueva York, su educación pictórica y la influencia que en su trabajo pudieron tener algunos pintores expresionistas como su amigo Richard Pousette, hacen de su trabajo una obra única y excepcional. Fue también un precursor ya que ninguno de sus contemporáneos realizó una contribución tan extensa en el campo de la fotografía en color como lo hizo él. 


Toni Catany (15 de Agosto de 1942 - 14 de Octubre de 2013)
El mallorquín Toni Catany nos ha dejado una extensa obra, sus naturalezas muertas, sus calotipos o la serie de fotografías "Obscura Memoria" forman parte de ella. Fue también fotógrafo de cabecera de Maria del Mar Bonet (es autor de casi todas las portadas de sus discos), y amigo y íntimo de Miquel Barceló. Al principio de su carrera trabajo con Baltasar Porcel en Destino y en La Vanguardia. Retrató a miles de intelectuales y artistas, pero también a muchos ciudadanos anónimos. Fue Premio Nacional de Artes Plásticas de la Generalitat de Cataluña y Premio Nacional de Fotografía en 2001.


Robert R. Taylor (16 de Junio 1940 - 15 de Agosto de 2013)
Robert R. Taylor fue un naturalista , fotógrafo y escritor canadiense con más de cuarenta años de experiencia. Sus imágenes sobre la vida de los osos polares y el estudio que llevo a cabo durante más de 30 años de observación del Gran Buho Gris, le valieron varios premios y el reconocimiento tanto de las sociedades científicas como fotográficas de su país. Fue uno de los pocos fotógrafos en recibir el honor de ser nombrado miembro de la Real Academia de las Artes de Canada.


Oriol Maspons (1928 - 12 de Agosto de 2013)
Oriol consiguió hacer de su pasión su medio de vida, algo que no todo el mundo consigue, ya en 1958, tres de sus fotografías fueron compradas por el Museo de Arte Moderno de Nueva York para su colección permanente, algo casi impensable para los fotógrafos españoles de la época. Sin embargo, haciendo bueno el dicho de que "nadie es poeta en su tierra", murió sin que le fuera reconocido su talento en nuestro país mediante el Premio Nacional de Fotografía. 

 

Robert Hausser (8 de Noviembre de 1924 - 5 de Agosto de 2013)
Fotógrafo alemán que se caracterizó por su defensa de la fotografía como arte. Está considerado como uno de los precursores de la fotografía contemporánea. Ya en la postguerra desarrolló un estilo propio que le llevo a que entre los años 1950 y 1960 sus imágenes fueran exhibidas en museos y galerías de arte. 

 
Bert Stern (3 de Octubre de 1929 - 26 de Junio de 2013)
El fotógrafo de los famosos. Aunque su trabajo más conocido sea The last sittin, el reportaje que realizara a Marilyn Monroe en el Hotel Bel Air de Los Ángeles seis meses antes de la muerte de la actriz, lo cierto es que por la cámara de Stern pasaron muchas de las glorias del mundo de la moda y del cine. También lo hicieron algunos músicos, como es el caso de Louis Armstrong en este retrato realizado en 1959.



Jagdish Mali (18 de Enero de 1954 - 13 de Mayo de 2013)
Uno de los fotógrafos indues más aclamado, dedicado especialmente a la fotografía de moda. A  lo largo de su carrera tomo imágenes de la mayoría de las celebridades del universo cinematográfico del Bollywood.



Pere Formiguera (1952 - 9 de Mayo de 2013)
Artista poliédrico, escritor, historiador, coleccionista y comisario de exposiciones que, desde una posición avanzada, transgresora siempre, se interesó por la recuperación histórica de la fotografía y luchó hasta el último día por su institucionalización.



Vicente Nieto Canedo (Enero 1913  - 25 de Abril de 2013)
Maestro fotógrafo sin pretensiones e insigne miembro de la Real Sociedad Fotográfica, ha copado todos los decanatos posibles en el mundo de la fotografía. Fue el decano de los socios de la Real Sociedad Fotográfica de Madrid, decano de la Escuela de Madrid, decano del Neorrealismo Hispano y decano de la fotografía documentalista del frente de Madrid en la defensa de la República. Amén de otros decanatos correspondientes a su tierra de León.


Paco Elvira (30 de Octubre de 1948 - 30 de Marzo de 2013)
Paco Elvira, uno de los grandes reporteros gráficos que ha tenido Catalunya en las últimas décadas, nos dejó como lo hacen los grandes, trabajando en lo que más le gustaba, buscando esa imagen perfecta en un lugar que conocía bien pero que quizás por eso le traicionó, como sólo traicionan aquellos  que conocemos.


Gabriele Basilico (12 de Agosto de 1944 - 13 de Febrero de 2013)
Conocido como el "Fotógrafo Arquitecto", este italiano nacido en Milán, alejándose de las imágenes tópicas construyó su trabajo basándose en el paisaje urbano, especialmente en la forma en como éste iba cambiando y transformándose. Su personal forma de interpretar el entorno ha llevado a que se diga de él que hablaba de las ciudades como si fueran personas. 


Ferruccio Musitelli (25 de Agosto de 1927 - 30 de Enero de 2013)
Fotógrafo y cineasta Uruguayo  que desarrolló como pocos el oficio de documentalista, siendo testigo privilegiado de acontecimientos que marcaron la historia de Uruguay y de América Latina en la segunda mitad del siglo XX.


Enrique Meneses (21 de Octubre 1929 - 6 de Enero 2013)
Periodista, escritor y fotógrafo Enrique Meneses fue el primero en dejarnos huerfanos este año. También fue el primer periodista extranjero que consiguió burlar a los militares de Batista para subir a las montañas de Sierra Maestra, donde durante cuatro meses convivió con el Che Guevara y con Fidel Castro. Después de aquello  hubo muchas guerras, muchas luchas que fueron recogidas por la cámara y la máquina de escribir de este profesional de la información.
Tanto en sus fotografías de conflictos como en los retratos que realizó a artistas y políticos a lo largo de su prolífica y extensa carrera Enrique Meneses supo dejar en sus imágenes la impronta de un gran artista.


domingo, 1 de diciembre de 2013

Esther Bubley


 Esther Bubley formó parte de ese privilegiado grupo de fotógrafos que elegidos por Roy Stryker conformaron el cuerpo de trabajo de la FSA (Farm Security Administration) (1935-1944) y la OWI (Office of War Information) (1942-1943) y que con el tiempo se convertirían en  algunos de los más grades documentalistas de todas las épocas.

Cuando el proyecto fotográfico de la  FSA para documentar los grandes problemas de la América rural, producidos por la gran depresión del 29 y la subsiguiente sequía que asoló los campos, dio comienzo en 1935, Esther Bubley era apenas una adolescente que vivía en Phillips, Wisconsin. Un año más tarde, en noviembre de 1936, su padre Louis Bubley, emigrante judeo-ruso que llegó a Estados Unidos formando parte de la gran migración procedente del Este de Europa entre los años 1881 y 1924, llevó a casa el primer ejemplar de la revista Life, cuya portada contenía una fotografía de Margaret Bourke-Wite, Fort Peck Dam. Esther que en aquel momento era la editora jefe del anuario de su escuela, quedó tan impresionada por aquellas imágenes que aquel acontecimiento marcaría su futuro.

En 1941, con diecinueve años, Esther Bubley llegó a Washington D.C., tras haber cursado estudios durante dos años en el Superior State Teachers College (actual universidad de Wisconsin) y un año  en la Escuela de Arte de Minneapolis estudiando fotografía mientras trabajaba a tiempo parcial en un laboratorio fotográfico en Duluth. Como no pudo encontrar trabajo como fotógrafa se marchó a Nueva York en donde durante un breve periodo se dedicó a fotografiar fiestas en un nightclub. También realizó las  imágenes de los regalos para el catálogo de Navidad de Vogue de ese año, hasta que fue despedida por romper un carísimo jarrón de cristal mientras colocaba los focos para iluminarlo.

De nuevo en Washington en la primavera de 1942 encontró trabajo microfilmando  documentos para el Archivo Nacional, en donde llamó la atención de su supervisor Vernon Tate, el cual le presentó a Roy Stryker, de quien era amigo y  cuya sección de la FSA acababa de ser trasladada a la Office of War Information. Stryker le ofreció a Bubley un trabajo en el cuarto oscuro de la OWI y le presentó a su equipo de fotógrafos, quienes se convertirían no sólo en sus amigos sino también en sus maestros. Pero no fue hasta que vio una fotografía en la que Bubley mostraba a una joven impaciente esperando en la puerta de un cuarto de baño con las toallas en la mano, cuando Stryker le permitió formar realmente parte del equipo de fotógrafos de la OWI.

Aunque a partir de ese momento realizó varios trabajos quizás el más importante de ellos fue el que hizo viajando durante seis semanas en autobús por varios estados para capturar la vida y el estado de ánimo del pueblo americano en el periódo de transición comprendido entre la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial. En ese viaje lo que ESther Bubley documentó fueron momentos privados de la vida de los conductores, las limpiadoras, los pasajeros y como los grandes cambios que se estaban efectuando en el mundo alteraban la vida de las personas de clase media. Su trabajo no estuvo nunca dirigido a los grandes acontecimientos, ella prefería mostrar a los individuos que estaban alrededor de esos hechos y su vida cotidiana, dando de ese modo a sus reportajes una dimensión más humana.

 Cuando en 1944 Roy Striker se cambió a trabajar a la Standard Oil Company (New Jersey), algunos de los fotógrafos que habían colaborado con él, tanto en la FSA como en la OWI, se fueron con él. Bubley fue uno de ellos y estuvo trabajando para la compañía durante los próximos veinte años. Tras la guerra Esther Bubley realizó también trabajos para distintos organismos y compañías como fotógrafa freelance. Algunos de esos organismos fueron el Children's Bureau, organismo federal que se ocupaba del bienestar de los niños; para el Burlington Railroad hizo un reportaje sobre la  Granger Line, que era la línea que unía Chicago con los estados más occidentales pasando por las zonas agrícolas del Medio Oeste. UNICEF la envió a Marruecos para cubrir un programa médico desarrollado para tratar de curar la enfermedad del Tracoma. También Pepsi-Cola y la Pan American World Airways, la enviaron a cubrir variso destinos con idea de incrementar su desarrollo comercial. De este modo estuvo viajando por Sud-América, India y algunos otros países exóticos durante algún tiempo. 

En 1951la revista Life, publico por primera vez un trabajo suyo. Se trataba  de un coro de niños en Brooklyn. La imagen fue portada de la revista, pero a pesar de ello el editor no quiso volver a contratarla para nuevos trabajos. Él le dijo: "Francamente, usted no tiene personalidad suficiente para Life." Lejos de darse por vencida se presentó al concurso que la revista estaba promocionando para jóvenes fotógrafos con un trabajo realizado en el St. Luke's Hospital in Manhattan, en el cual fotografío todo lo que ocurría tanto en las consultas como en la sala de espera. El jurado quedó muy impresionado por la empatía y la calidad de su serie y le concedieron el tercer premio. A partir de ese momento empezó a colaborar de  forma asidua con la revista y fue una de las primeras mujeres en conseguir trabajar de forma independiente con un marcado éxito.

Aunque los niños y las enfermedades fueron dos de los temas en los que puso más interés a la hora de elaborar sus reportajes, también en algunas de sus imágenes surge un cálido y marcado sentido del humor y en todas ellas se muestra una gran afinidad con las personas a las que fotografía. Su forma de fotografiar transciende el tiempo en el que las imágenes fueron tomadas, al centrarse en los sentimientos y las emociones humanas.

A finales de la década de los sesenta, tras veinticinco años en activo  y cansada por todos los viajes realizados, viendo que las revistas ilustradas empiezan a ser suplantadas por la televisión,  decide establecerse en Nueva York y dedicarse a realizar proyectos personales. Los animales, las plantas y Central Park serán algunos de sus últimos trabajos a los que dedicó una gran cantidad de tiempo hasta su muerte en 1998.







http://www.estherbubley.com/