miércoles, 4 de febrero de 2015

Narelle Autio


Narelle Autio  nació en un pueblo costero de Adelaida, al sur de Australia, y tal vez por ese motivo la mayoría de sus imágenes están inspiradas en las playas que ha ido visitando a lo largo de su vida. El agua y la tierra que la circunscribe, las personas que transitan por estos lugares, los objetos que se dejan olvidados en ellas,  son la base del trabajo de Autio. Pero lejos de las típicas postales playeras, o de las imágenes irónicas de otros autores, sus fotografías buscan una visión diferente, la de un persona que de regreso a su hogar después de haber estado tres años trabajando en diversos periódicos del Reino Unido, se da cuenta de lo mucho que hay que fotografiar en su propia país, en su hogar. “La vuelta a Australia resultó ser un despertar para mí. Comencé a descubrir las cosas con las que había crecido, que conocía y amaba, todo lo que había dado por sentado. La única inspiración que necesitaba era este país y la capacidad de ver con nuevos ojos.”

Como muchos otros fotógrafos Narelle Autio comenzó sus estudios en una escuela de arte con la intención de ser pintora y como muchos otros acabó con una cámara en la mano. Después de graduarse en una licenciatura en Artes Visuales en 1990, empezó a trabajar para el Adelaide Advertiser, hasta que cinco años más tarde decidió conocer otros lugares y viajó por varios países, recalando en Inglaterra y trabajando como fotógrafa y editora para la  oficina del Australia’s News Limited en Londres.

Ya de vuelta a Australia, pero ahora con sede en Sidney, formó parte como miembro fundador de Oculi, una agencia fotográfica colectiva e independiente. También reanudó su trabajo como fotógrafa de prensa colaborando con el Sidney Morning Herald.

Parte de la inspiración de su trabajo proviene sin duda de su colaboración con el fotógrafo de Magnum Trent Parke en la confección del libro ‘The Seventh Wave’. Un documento de inspiración surrealista con imágenes en blanco y negro sobre la cultura de las playas australianas, que en 2001 ocupo el segundo lugar en la lista de American Pictures of the Year, sobre los mejores libros de fotografía.

En el 2002 Narelle ganó el  primer premio de fotografía artística de World Press Photo, por su trabajo “The School of Dance”. Un año antes fue uno de los tres  fotógrafos seleccionados por Australian Art Collectors Magazine, como uno de los 50 artistas australianos con mayor proyección y mayores posibilidades de que su obra fuera colecionable. También ha sido el primer fotógrafo australiano en ganar el prestigioso premio Leica Oskar Barnack, con su serie “Coastal Dwellers”. Su obra forma parte de numerosas colecciones tanto públicas como privadas y su carrera está plagada con múltiples galardones.

En su último trabajo “Water Hole” (2012), celebra la belleza del oscuro mundo de las profundidades del agua que ella encontró en sus viajes a través de Queensland, el territorio  occidental al norte de Australia. y en su serie de 2009, “The Summer of Us”, probablemente el más diferente de todos, Autio mira hacia la costa, en lugar de hacia el mar, recogiendo los restos naturales y artificiales de los largos días del verano; un solitario tanga rosa, los esqueletos de las sombrillas, un bote de bronceador abandonado o una concha arrojada por el mar hacia la arena, constituyen todo un largo imaginario.  

Pero sin duda la parte más conocida de su trabajo sea aquella en que las figuras humanas parecen posar para ella bajo el agua, a pesar de la total ausencia de intervención por su parte.