jueves, 7 de marzo de 2019

XXIV Premios Fundación ENAIRE


Ya está abierto el plazo para participar en la XXIV Premios Fundación ENAIRE, que reconocen la fotografía artística y la investigación, innovación y comunicación en el transporte aéreo e ingeniería.En esta ocasión, hay cinco convocatorias de premios y el Premio de Fotografía, cuyo plazo de participación concluye el 29 de marzo de 2019, se concede a fotógrafos residentes en España o que hayan expuesto en nuestro país a lo largo de los últimos 5 años. Se tratará de trabajos originales que no hayan sido premiados en ningún certamen, de carácter artístico y de temática libre. Cada autor podrá presentar hasta tres fotografías.

Las obras premiadas pasarán a formar parte de los fondos de la Colección ENAIRE de Arte Contemporáneo. Los premios establecidos son 12.000 euros para el primer premio; 8.000 euros para el segundo y 5.000 euros para el tercero. Además de las obras premiadas, el jurado seleccionará diez obras adicionales para incluir en la edición de un catálogo, así como en una muestra sobre el Premio de Fotografía Fundación ENAIRE que tendrá lugar a partir del 5 de junio de 2019 en el Real Jardín Botánico de Madrid y que constituirá la exposición inaugural del Festival Internacional de Fotografía y Artes Visuales PHotoESPAÑA 2019.


Puedes encontrar las bases para participar y descargar la hoja de inscripción en el siguiente enlace:


 

lunes, 25 de febrero de 2019

CREADORES DE CONCIENCIA

 
 
El Círculo de Bellas Artes reúne a 40 fotoperiodistas en un proyecto itinerante que ya ha pasado por Barcelona y que recorrerá otras ciudades de España, producido por la compañía de seguros DKV con motivo del XX aniversario de sus acciones de Responsabilidad Social. La muestra que se podrá visitar desde el 25 de febrero hasta el 28 de abril de 2019, ha sido comisariada por el prestigioso fotógrafo y curator Chema Conesa.

Las imágenes que componen la exposición, un total de 120, se han publicado en los medios de comunicación más importantes del mundo y dan a conocer realidades inquietantes de lugares como Siria, Colombia, Venezuela, Irak o Egipto. También algunos de los fotógrafos presentes en las salas del Círculo nos muestran la realidad cotidiana de nuestro propio país, de las ciudades en las que vivimos y en las que viven los reporteros, los deshaucios, la pobreza infantil, la prostitución no son temas que nos sean ajenos, basta con abrir cada día las páginas  de un periódico cualquiera para encontrarnos con noticias que nos revuelven la conciencia. Porque ese y no otro es el objetivo de esta exposición, crear conciencia.
 
© Diego Ibarra Sánchez

© Ana Palacios


Pero ¿puede una fotografía crear conciencia? La fotografía no es un lenguaje que se pueda controlar fácilmente, es algo que sucede con independencia del profesional que toma la foto, pero la difusión de esa fotografía permite que llegue a un receptor, que es el público en general, que reacciona ante eso de tal modo la fotografía puede crear cualquier sensación: hastío, aburrimiento, decepción, dolor, belleza, vergüenza, horror y por supuesto conciencia.

A lo largo de la historia ha habido grandes fotografías que han marcado la conciencia colectiva: nadie que la haya visto puede olvidar la fotografía de Eddie Adams realizada en 1968 en la que el general Nguyen Ngoc Loan, de la policía survietnamita apunta con una pistola a un prisionero del Vietcong. Tampoco podremos olvidar la imagen registrada por Nick Ut en 1972, “el Terror de la guerra”, por la que recibió el premio Pulitzer y en la que se veía a Kim Phuc, una niña de nueve años huyendo desnuda mientras gritaba por las graves quemaduras que mostraba su frágil cuerpo. O la imagen por la que Samuel Aranda ganó el  World Press Photo correspondiente a 2011 con una imagen de las revueltas de Yemen publicada en The New York Times, y que muestra a una mujer cubierta con un niqab  consolando a un familiar herido.

Rafael Trobat © Melchita

© Enric Folgosa Martí


Sin embargo, en opinión de Lurdes R. Basolí, una de las reporteras que forman parte de la exposición, cada vez es más difícil remover o crear conciencia y cuesta más porque estamos saturados de imágenes. Imágenes que por un lado sirven para señalar lo que queremos cambiar, pero con las que  también  hay que evitar que se perpetúen estereotipos que dañan, más que ayudan, a aquellos a quienes se fotografía.

Ricardo García Vilanova © Melchita

Alfonso Moral © Melchita


Las imágenes que conforman la exposición son directas, sinceras, a veces desgarradoras y reflejan momentos trascendentales de la historia reciente. A veces han sido tomadas en situaciones precarias en las que los fotoreporteros han tenido que asumir riesgos, incluso en ocasiones jugándose su propia integridad física y su libertad, para mostrar al mundo esa cara oscura de la vida que nos revuelve el estómago y nos encoje el corazón, aunque al día siguiente nos olvidemos de ellas. Hay mucho dolor por metro cuadrado en la sala Picasso del Círculo de Bellas Artes y sin embargo si yo tuviera que escoger una sola imagen de la exposición, me quedaría con una fotografía de Sandra Balsells en la que una muchacha serbia contempla un vestido de novia en un escaparate desvencijado del centro de Belgrado tras la guerra de Bosnia-Herzegovina. Esa imagen representa los sueños truncados de una juventud castigada por el devenir de la historia, pero también, quizás, una nueva ilusión naciente, una esperanza de futuro. Las guerras y sus consecuencias no solo las cuentan las bombas.

© Sandra Balsells

Foto de Sala © Melchita


Los fotógrafos que están presentes en la muestra son:

Samuel Aranda, Bernat Armangué, Walter Astrada, Sandra Blsells, Lurdes R. Basolí, Javier Bauluz, Clement Bernard, Pep Bonet, Manu Bravo, Olmo Calvo, Sergi Cámara, José Cendón, José Colón, Javier Corso, Ricky Dávila, Juan M. Díaz Burgos, Ricardo García Vilanova, Antonio González Caro, Diego Ibarra Sánchez, Sebastián Liste, JM López, Andoni Lubaki, Kim Manresa, Emilio Morenatti, Daniel Ochoa de Olza, Ana Palacios, Santi Palacios, Judith Prat, Abel Ruiz de León, Rafael S. Fabrés, Gervasio Sánchez, Carlos Spottorno, Rafael Trobat, Guillem Valle y Mingo Venero.




La exposición estará acompañada de un catálogo en el que se recoge todas las fotografías de la muestra, así como un breve resumen de la biografía de los autores y de los hechos en torno al momento en que las fotografías fueron realizadas. Los beneficios recaudados con la venta del catálogo irán destinados a Reporteros sin Fronteras que también forma parte de este proyecto.

De izquierda a derecha: Clement Bernard, Rafael Trobat, Maysum, Javier Corso, Chema Conesa, Sandra Balsells, Ricardo García Vilanova, Gervasio Sánchez y Ana Palacios