martes, 12 de febrero de 2013

Jose Manuel Navia



Como es de bien nacidos ser agradecido tenía que llegar un momento en que le rindiera tributo a uno de los fotógrafos de los que más he aprendido, y lo que no he aprendido a buen seguro que no ha sido por culpa suya, sino de mi testarudez. Cuando uno conoce a Jose Manuel Navia se pregunta como es posible que en una persona tan menuda quepa tanto y tan bueno, porque Navia no sólo es un gran fotógrafo, además es un gran profesor y una gran persona repleta de humanidad y con una personalidad increible.

Hay muchos fotógrafos que consideran que la imagen es suficiente para mostrar algo, Navia a menudo conjuga la imagen con la palabra. Por ejemplo en uno de sus libros que a mi más me llega, Pisadas Sonámbulas, sus fotografías están acompañadas de los versos de varios autores de lengua portuguesa, dando lugar a lo que él ha llamado lusofonías. No es el único caso en que sus imágenes se han unido a la palabra de un escritor, aunque él, licenciado en filosofía, se basta y se sobra para expresar ideas y sentimientos.

Nacido en el seno de una familia andaluza fue su madre la primera en introducirle en el mundo de la fotografía y a los doce años ya realizaba sus primeras pinitos en un laboratorio casero. Con sus propias palabras: "A esa edad ver aparecer la imagen por primera vez en una cubeta fue como una droga." Y como una droga aquello le dejo enganchado ya que desde entonces no ha dejado de fotografiar.

Aunque en general se le considera un fotógrafo documental el prefiere la palabra "autor", que define como alguién que se expresa de una forma más o menos personal a través de un medio, en este caso la fotografía. Su estilo peculiar y el hecho de que desde sus inicios trabajara en color le han distiguido de otros fotografos de su generación, que utilizaban tradicionalmente el blanco y negro para relatar sus crónicas.

Solitario a la hora de realizar las imágenes, cuenta sin embargo con un equipo que trabaja con él en estrecha colaboración, su compañera Carmen que le ayuda en el proceso de edición y Marta, que se ocupa del trabajo de archivo y laboratorio digital. La experiencia de los años que llevan realizando el trabajo juntos hace que la suya sea una maquina bien engrasada en la que todo el mundo encaja perfectamente a la hora de llevar a buen termino su labor.

Jose Manuel Navia compagina sus trabajos de autor con la docencia, impartiendo cursos y talleres a aspirantes a fotógrafos y también a quienes ya lo son pero desean ampliar sus conocimientos y su forma de entende la fotografía. Aquellos que deseen asistir a alguno de sus cursos podrán hacerlo a lo largo del año no sólo en diversas escuelas de fotografía, sino también en sitios tan relajantes como La Magistral o Cabo de Gata, suponiendo que logren conseguir una plaza pues generalmente se cubren apenas salen.

En cuanto a su fotografía me atrevo a decir que es intimista, con un carácter muy real y plagada de sentimientos y sensaciones. Es de ese tipo que te hace pensar, hacerte preguntas. Y es que para Navia al fotografiar lo que buscamos es encontrarnos con nosotros mismos a través del rencuentro con aquello que nos importa o que surge de nuestro interior.






http://jmnavia.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario