jueves, 30 de junio de 2011

Von Brandis


Von Brandis es un artista sudafricano conocido sobre todo por su trabajo “Vintage Obscene Interiors”, en el cual ha pretendido desmitificar la fina fisura que existe entre la pornografía y el arte.

El artista se dedicó durante un tiempo a recoger fotografías pornográficas de los años 60 y 70, realizadas en escenarios claramente identificativos de la época, para sustituir a las parejas protagonistas de las imágenes por espacios en blanco. De este modo y mediante la “autocensura” del autor,  sería el observador quién diera forma a la imagen, y sería por tanto su mente quien delimitara la línea entre arte, erotismo y pornografía.

La propuesta de Von Brandis fue más tarde recogida por otros artistas, entre ellos Justin Jorgensen, quién ha publicado el libro “Obscene Interiors: Hardcore Amateur Decor”.


El hecho de que cada vez sea más frecuente que determinados artistas se dediquen a recopilar imágenes ya existentes, de otros autores, para incluirlas en su propia obra mediante la manipulación, me plantea una enorme cantidad de dudas. En primer lugar, está la cuestión de la autoría. Las imágenes resultantes de tales procesos ¿pertenecen a quien las realizó en primer lugar o a quien se ha permitido transformarlas? En caso de que se reconociera su valor artístico y se valorara monetariamente, ¿Una parte de los ingresos percibidos por el modificador debería ser para los autores originales? 

Supongo que es difícil llegar a un acuerdo en estos y otros muchos conceptos que plantean este tipo de trabajos, como también lo es el determinar si realmente pueden considerarse artísticos. Cada cual opine por si mismo.


 

1 comentario:

  1. Muy bueno, me ha encantado. En este caso, si hubiera algo de artístico en las imágenes porno, sería precisamente lo que él elimina, así que no creo que haya mucho problema con los derechos de autor (en este caso)

    ResponderEliminar