sábado, 1 de octubre de 2011

Juanjo Fernández



Hablar  del trabajo de los demás nunca es fácil, cuando además se trata del de un amigo la cosa se complica aún más si cabe. Te arriesgas a quedar mal con él si no eres capaz de valorar suficientemente su obra, o a que los demás piensen que te ciega la pasión si lo haces en demasía.

Pues bien yo voy a correr hoy ese riesgo porque voy a presentaros a un amigo, un amigo que seguramente muchos de vosotros ya conoceréis. Algunos por su labor como fotógrafo y otros por sus estupendas cualidades humanas. Juanjo es un luchador inagotable, paladín de los derechos inherentes a todos cuanto le rodean y por supuesto defensor incombustible de los de los compañeros de profesión.

Fotógrafo profesional desde finales de los ochenta ha tocado todos los palos, desde el fotoperiodismo a la fotografía arquitectónica, o los eventos artísticos y culturales y el mundo de la publicidad. Y con todo eso aún ha tenido tiempo para desarrollar una sólida obra personal de carácter intimista.

En su serie Madrid, Juanjo nos muestra una ciudad desierta de personas, casi vacía, como si con ello quisiera entregarnos el alma más íntima de uno de los lugares más populosos del mundo, pero que en el fondo sigue teniendo corazón manchego y nostalgia de poeta.

La soledad es de nuevo el tema de su serie Vivimos como soñamos: Solos, esta vez poblada de los más diversos personajes que recorren nuestras calles, rodeados por todo un tropel de gente pero inmersos en su más profundo yo interior. Esta maravillosa serie se expone a partir de hoy y hasta el día 15 de Octubre en el Ateneo de Madrid. A  los que estéis por la capital o tengáis facilidad para acercaros hasta allí, os recomiendo que no os la perdáis, seguro que no os defraudará.

En fin creo que la mejor recomendación que puedo hacer de Juanjo Fernández es dejaros un enlace a sus páginas, tanto a la que muestra su obra como a ese estupendo blog desde el que lleva tiempo asomándose a las ventanas de todos aquellos que al conocerle no han tenido ningún reparo en compartir con él una parte de su intimidad, convirtiéndose en voyeurs, y siendo  al mismo tiempo observadores y observados.







http://www.jofzart.com/p/vivimos-como-sonamos-solos.html

http://www.jofzblog.com/

1 comentario:

  1. Estoy sonrojado. Muchas gracias por tus hermosas palabras y tu amistad!!!

    ResponderEliminar