domingo, 4 de marzo de 2012

Julia Fullerton-Batten



 Julia Fullerton-Batten nació en Bremen (Alemania) en 1970. De madre Alemana y padre ingles pasó su infancia y parte de su adolescencia entre Alemania y Estados Unidos hasta que finalmente a la edad de dieciséis años se instala en Inglaterra donde, tras terminar la escolaridad obligatoria decide realizar estudios de fotografía. El entusiasmo de su padre por esta materia influyó de manera decisiva en ella.

Julia se matricula en la Universidad de Berkshire, en Arte y Diseño y durante  su estancia allí comienza a crear su propio estilo. Tras la graduación empieza a trabajar para Vogue de Londres durante unas pocas semanas y tiene la oportunidad de ver trabajar a grandes profesionales de la moda. Más tarde trabaja como asistente de diversos fotógrafos durante un periodo de cinco años. En este tiempo tiene la oportunidad de afianzar su aprendizaje ya que se forma en campos tan diversos como la publicidad, moda, bodegones, etc. También aprende la técnica de iluminación que le será de gran utilidad posteriormente para sus propios trabajos.

Al mismo tiempo realiza viajes a distintos países y al regreso de unos de sus viajes a Vietnam una serie de fotografías realizadas allí es premiada en un certamen fotográfico. Se podría decir que ese fue el empujón definitivo para empezar su propia labor en solitario ya que a raíz de ello es contratada por una agencia alemana y a las pocas semanas le encargan su primer trabajo profesional importante, con un presupuesto elevado, que habrá de llevar a cabo en Australia.

Julia Fullerton-Batten ha realizado encargos para un gran número de marcas comerciales. Canon, McDonald's, Levi's, Ikea o American Express se cuentan entre sus clientes. Sin embargo es en su trabajo personal donde realmente ha desarrollado una personalidad propia. Una gran parte de ese trabajo se ha centrado en torno al tema de la adolescencia, principalmente en el paso de niña a mujer y en el entorno que rodea dicho cambio. Este trabajo que ha sido realizado a lo largo de varios años y en fases diferentes le ha valido a la autora el reconocimiento en el mundo del arte y le ha abierto las puertas para que pudiera realizar encargos para entidades tan importantes como The Royal Shakespeare Company o The National Portrait Gallery.

El proyecto, que está realizado por entero con jóvenes elegidas entre adolescentes comunes, ninguna de las cuales es modelo profesional, se ha materializado en tres partes. La primera de ellas "Tennage Stories" muestra a una serie de jóvenes realizando actividades de ocio, bien en su casa, en el jardín o en la piscina, es decir dentro de un entorno conocido y en cierto modo protegido en el cual las adolescentes comienzan a tener conciencia de su paso a la vida adulta. Más tarde las sitúa en un entorno muy diferente en el cual todo cuanto las rodea parece haber menguado en relación a su tamaño. En éstas imágenes lo que la fotógrafa pretende mostrar son las tensiones internas que sufren las adolescentes en la transición de niña a mujer, en relación a su apariencia cambiante y su nuevo rol en la sociedad

En la segunda parte del proyecto, "Play School", se comparan las diferencias culturales entre colegialas asiáticas y caucásicas y  como en el primer grupo prima la disciplina y la uniformidad mientras en el segundo se tiende más a un comportamiento individual con un toque de cinismo.

En la última parte del proyecto "In Between", Julia regresa de nuevo al tema inicial de la transición de las adolescentes a mujeres pero en este caso las jóvenes están flotando en el aire queriendo reperesentar con ello el impulso alcista hacia la madurez pero con una cierta torpeza característica de la edad.

Las imágenes realizadas por Julia Fullerton-Batten, tanto en su trabajo por encargo como en el personal requieren de una gran preparación previa, tanto a nivel de iluminación como de escenografía. Se podría decir que su trabajo es una mezcla de inspiración, técnica, iluminación y buena comunicación con las modelos que trabajan con ella. Del mismo modo todos sus trabajos requieren una ardua post producción absolutamente necesaria para inculcar en ellos el sello personal de la autora.






http://www.juliafullerton-batten.com/

5 comentarios:

  1. Me encantan las fotos de los interiores de las casas, tienen un perverso aire kitz.

    ResponderEliminar
  2. Si, esta autora juega mucho con el ambiente y además ilumina de maravilla.

    ResponderEliminar
  3. ¡Genial Julia! Hace poco la vi en una galería de Madrid que se llama camara oscura. Aquí podéis ver más trabajos suyos: www.camaraoscura.net

    ResponderEliminar