sábado, 7 de mayo de 2016

Ruth Matilda Anderson



Ruth Matilda Anderson, fue un fotógrafa estadounidense que nació en Cottonwood State Farm (Nebraska) en 1893 y falleció en Nueva York en 1983.

Se inició en el mundo de la fotografía de la mano de su padre, Alfred Theodore Anderson, un hombre de origen noruego que tenía un estudio en Kearney especializó en retratos y tarjetas de vista. Pasó un año en la Universidad Estatal de Nebraska en Lincoln, y más tarde estudió  magisterio en la Escuela estatal de profesorado de Nebraska, y aunque se graduó en 1915 nunca se dedicó a la enseñanza. Reanudó sus estudios en la Universidad de Nebraska durante un semestre, y luego se trasladó a Nueva York, donde se graduó en 1919 en la Escuela de Fotografía de Clarence H. White.

En 1921, cuando trabajó como decoradora de interiores, fue contratada por la Hispanic Society of America, recomendada por la propia Clarence White. Allí estuvo bajo la supervisión del director, Archer Milton Huntington, actualizando sus técnicas como fotógrafa e investigadora. Comenzó como fotógrafa del museo, y en 1922 fue nombrada conservadora de  fotografía.




Ruth Matilda Anderson realizó cinco viajes a España en la década de 1920 por encargo de la la Hispanic Society of America, en Nueva York, que acompañó con apuntes, de ella o de su padre: El primero fue or todo el país y duró desde 17 marzo al 3 julio, 1923; su segundo viaje fue por Galicia y Asturias desde el 29 julio 1924 al 28 de  agosto 1925; el tercero por León y Galicia del 14 noviembre 1925 hasta 31 mayo 1926; el cuarto por Extremadura y Castilla de 29 diciembre 1927 a 28 abril 1928; y el último por Castilla,  León y Andalucía desde el 5 octubre 1929 hasta 17 noviembre 1930.

A su paso por Buño en  enero de 1926, Ruth Matilda inmortalizó a una  familia de oleiros (alfareros), antecesores de Aparicio Añón Caamaño: la fotógrafa americana retrató a su padre, Antonio Añón; su tía, Manuela; su abuelo, Añón Casal; su abuela, María Montáns, y la bisabuela, Asunción Rodríguez. Todos ellos ecos del pasado en tierras gallegas.

Después de este último viaje centra su carrera en el estudio de los trajes típicos españoles, publicando varios libros y artículos sobre el tema. Hizo otro viaje entre 1948 y 1949, centrándose en esta área. En 1954 fue nombrada conservadora de los trajes de la Hispanic Society, cargo que ocupó hasta su retiro.





En su primer viaje a Galicia tomó 5.000 fotografías, muchas de las cuales aún permanecen sin positivar  y compró unas 2.800 de los fotógrafos locales. En el segundo viaje tomó unas 2.800 fotos. Las imágenes suelen recoger los oficios rurales y tradicionales. Estaba acompañado por su padre, que fue escribiendo un diario. Iban en un Ford alquilado conducido por un chofer francés. En las fondas donde se alojaban improvisaban un cuarto oscuro para ir revelando algunas fotos. Durante su estancia en La Coruña toma clases de idioma español, y se interesa por la historia de Galicia, leyendo a Manuel Murguía, y por la literatura gallega, al conocer la obra de Rosalía de Castro.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada