viernes, 5 de junio de 2015

KORDA, RETRATO FEMENINO, EN MUSEO CERRALBO



El Museo Cerralbo se suma a la sección oficial de PHotoEspaña 2015 con la muestra Korda, retrato femenino, organizada junto a State Korda y producida por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Alberto Díaz Gutiérrez (Cuba, 1928-2001), más conocido como Korda, alcanzó fama internacional por su mítico retrato del Che Guevara como guerrillero heroico. Pero, más allá de esta icónica fotografía, Korda sintió auténtica pasión por representar la belleza femenina y creó una amplia colección de retratos caracterizadas por su particular estilo y por el uso de luz natural.  La muestra, comisariada por Ana Berruguete, permanecerá abierta al público hasta el 6 de septiembre.

En 1953, junto a Luis Pierce, crearía los Studios Korda, dedicados fundamentalmente a la fotografía publicitaria. De entre los encargos que recibían, Korda se reservó las campañas publicitarias de importantes firmas comerciales, siempre vinculadas a la belleza femenina como género. Muchos de estos reportajes fueron publicados en la revista Carteles, decana de la prensa cubana, acompañados por textos de Cabrera Infante, creando un mano a mano entre literatura e imagen. Con el inicio de la Revolución castrista, Korda sumó a su dinámica cotidiana la responsabilidad de retratar el nuevo contexto político y social, por lo que las modelos fueron sustituidas por milicianas, campesinas y mujeres espectadoras que asistían a los desfiles. A todas ellas las retrataría sin restarles feminidad y hermosura y con el mismo glamour que caracterizaba al resto de sus retratos femeninos.

 


Desgraciadamente muchos de los archivos de Korda, que fueron requisados durante la revolución,  continúan desaparecidos según nos cuenta su hija Diana. El poder disfrutar de los 60 retratos que componen la exposición, todos ellos en blanco y negro, de los cuales al menos una docena son inéditos, y que incluyen algunas de las fotografías que el autor hizo a su primera mujer Julia López, a su novia Yolanda, o a la que fuera una de sus más importantes modelos Norka, constituyen un auténtico lujo para el espectador.

Korda, adelantándose a su época fue un innovador al realizar muchas de sus fotografías publicitarias fuera del estudio, situando a sus modelos fuera del estudio, en lugares poco frecuentes como estaciones de tren, playas, casinos o vestíbulos de hotel y aprovechando la luz natural que le brindaban tales lugares. Ante las primeras críticas recibidas por el erotismo que mostraban sus retratos, Korda respondió pidiéndole a su secretaria que se vistiera totalmente de negro y la situó en el marco de un cementerio para realizar una serie de retratos que compondrían “La Belleza y la Muerte”.

Cuando en 1968 el estudio del autor fue intervenido y sus obras requisadas, Korda volvió su mirada hacia las mujeres que encontraba en la calle, en los desfiles o en el campo pero incluso entonces busco en cada una de ellas la forma de mostrarles en todo su esplendor. Por algo se comenta que una de las frases de Alberto Díaz Gutiérrez era que lo que más le gustaba en la vida eran las mujeres, el ron y la revolución. Y desde luego al menos la primera parte, podemos apreciarlo en la muestra que nos ofrece el Museo Cerralbo dentro del Festival de FotoEspaña. 



Publicación PHotoBolsillo

La muestra coincide con la publicación de un nuevo ejemplar de la colección PHotoBolsillo. Biblioteca de Fotógrafos Latinoamericanos, dedicada a Alberto Korda. La Fábrica publica un volumen que recoge, a lo largo de 98 páginas, más de 60 imágenes realizadas entre 1956 y 1987. Su icónica cobertura de la Revolución Cubana; la URSS, China o el Nueva York de los sesenta; retratos del Che Guevara, Fidel Castro, Mao Zedong, Jean-Paul Sartre, Ernest Hemingway, o Gabriel García Marquez, y sus característicos retratos femeninos incluidos en la exposición de PHotoEspaña 2015, componen este libro. El prólogo Iconografía heroica, de María de los Ángeles Pereira Perera, completa la publicación.

Diana Díaz




No hay comentarios:

Publicar un comentario